viernes, 27 de marzo de 2015

Reseña: El gran pez



Argumento:



Edward Blomm es un extraordinario narrador de las aventuras de su azarosa vida cuando era joven. Recorría el mundo y sólo regresaba a su hogar de forma impredecible. Sin embargo, ahora ha vuelto para morir. Su hijo, William, siente una necesidad acuciante de conocerlo animado por la madre que intenta acercarlos de nuevo. Will recrea la escurridiza vida de su padre en una serie de leyendas y mitos inspirados en el puñado de hechos que conoce de él.








Mi opinión:





Esta es la película. Puede que jamás en la vida la hayáis relacionado con el libro,
no os preocupéis, yo ni sabía que había libro. 

Ejem. El libro, en sí, no es malo. Pero creo que no acabo de captar la genialidad o algo porque me ha dejado un poco fría. Me esperaba muchísimo más de este libro porque había visto la película y por la sensación que me dejó debió ser una maravilla. Digo la sensación porque no me acuerdo de nada, pero absolutamente de nada; lo único que recuerdo (todo muy borroso) es a un Edward Bloom muy mágico y aventurero interpretado por Ewan McGregor y a la chica, Sandy (porque se llama como yo, si no ni eso).
Es como un ángel *.* 

Lo que más me molesta de no acordarme es que sé que la película me encantó y pensé que el libro me dejaría tal que así:


Pero no. Ha sido una mezcla entre "not bad" y bored.



Esta historia está narrada por el hijo de Edward, William, que nos cuenta las diversas aventuras que tuvo su padre. Al principio creía que este libro era un poco más fantástico, y en cierto modo sí que tiene fragmentos así, pero no está realmente alejado de la realidad. Fusiona la fantasía con el mundo tal y como es y no se si termina de gustarme. 
Al principio parece que sale de su pueblo como si recorriese un caminito de baldosas amarillas, todo mágico y maravilloso, pero a medida que va avanzando la historia y se hace más mayor, parece que te plantas en una típica ciudad americana en la que no pasa nada de nada. De magia a rutina. Ña.

Durante la novela suceden varias historias que a veces no tienen nada que ver la una con la otra, simplemente tratan de la juventud de Edward que son las que más me gustan. Luego están las partes de charla padre e hijo que me aburren. Da la sensación de que Edward era el mejor tío que haya pisado jamás la Tierra pero en cuanto habla con su hijo esa idea se desvanece y deja en su lugar a un hombre que no estuvo ahí para su hijo. Lo que no podía parar de preguntarme al principio era: ¿Porqué coño nunca estaba en casa?. Se pasa prácticamente la mitad del libro diciendo que casi ni le veían el pelo. Y luego no paran de decir que era un buen padre.. Pero muchacho, deja de mentirte, si casi no le has visto el pelo. A medida que vas avanzando te das cuenta de porque no estaba en casa cofcofcof. 
Una cosa que me hizo mucha gracia fue cómo Edward empezó a conocer a Sandy. Si es eso lo que su padre le contó a William debería darle unas clases a Ted Mosby sobre "Cómo relatar de forma resumida como conocí a tu madre". Ejem. Es tan corto que casi no sabes ni cómo ha pasado, y la boda más de lo mismo.
En comparación a Ted, Edward debió tardar unas 9 temporadas menos.
Otra escena que me hizo especial gracia fue la del Perro Infernal. Edward salva a la niña, le arranca el corazón al perro y sigue con el paseo nocturno. Claro. Todo muy normal. Lo que más me molesta es que no lo describe como una escena de ficción, sino algo que a uno le puede suceder en cualquier momento, como ir a comprar el pan.
Creo que el personaje de Edward joven está muy bien construido, es atrevido, valiente, curioso y un trabajador incansable, pero contar su historia a través de cuentos inconexos hace que te pierdas la mitad de todo eso.
Algo que sí me gusta de él, tanto de joven como de anciano, es que es un soñador y un cómico incorregible. Llega un momento en el que no sé si se está burlando de todo el mundo o simplemente es su forma de ser, y no le dan ni un respiro. William es un poco toca pelotas. Hay veces que manda a paseo a su padre sólo por hacer chistes y otras lo alaba diciendo que era su mejor cualidad y que era por eso que lo quería. Ale ya.
En una de estas suelta un chiste, que parece ser el más gracioso de su repertorio, la cima del humor, el chiste de chistes. Ya.

Ha llegado el laísmo y me chirría. 
. -La pone nerviosa –dije-. Tanta gente en el jardín, día y noche. Es comprensible.

Mi cerebro no procesa bien estas cosas.
El final: no está mal. Es más vuelve de nuevo a ese matiz mágico que me gusta de las partes del Edward joven. La pena es que la historia no haya sido así todo el tiempo.

2'5/5
Meh



*************************************************************************************************************************************
He tenido que ver la película, estaba intranquila en mi fuero interno. He ido recordando y no es igual que el libro, cosa que en este caso es buena ya que es mucho mejor. Gracias Tim Burton.
Sí es verdad que algunas partes aburridas del libro son muy similares a la película, pero ni punto de comparación, para mí es de las pocas veces que la película supera al libro.

[OMG! He encontrado a una pequeña y adorable Miley Cyrus.


Que monada. Aquí todavía no tenía una gemela rubia ni chupaba martillos.
 ]

-Lpone nerviosa –dije-Tanta genten el jardínnoche. Escomprensible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario