viernes, 13 de marzo de 2015

Reseña: La ladrona de libros



Argumento:


Una novela preciosa, tremendamente humana y emocionante, que describe las peripecias de una niña alemana de nueve años desde que es dada en adopción por su madre hasta el final de la guerra. Su nueva familia, gente sencilla y nada afecta al nazismo, le enseña a leer y a través de los libros Rudy logra distraerse durante los bombardeos y combatir la tristeza. Pero es el libro que ella misma está escribiendo el que finalmente le salvará la vida.



Mi opinión: 

Este libro es de los que se van a quedar en mi lista de favoritos mucho tiempo. Es de esos con los que estoy obsesionada meses y nunca se me va de la cabeza. A mí me ha encantado.
Absolutamente todo. Quizá sea cruel a veces, pero creo que es eso lo que lo hace tan bueno. 
¿Qué es lo que más me gusta? Creo que es una mezcla entre el narrador y los personajes. El narrador es la propia muerte y va aportando sus propios pensamientos. Me parece una manera muy original de enfocar la historia. Lo malo es que es la muerte, y a veces va adelantando cosas que quizá no querías saber. A veces es sarcástica ( la mayor parte del tiempo, cosa que me encanta), otras es comprensiva, amable... cruel.
Tal que así.


O así:
"A veces me mata ver como muere la gente"
Que graciosa.
Los personajes son lo que crea la historia. Hay libros cuyo atractivo principal es la historia en sí, que está plagada de personajes. Pero hay otros como este en el que los personajes son lo más importante. No se si se me entiende, en mi cabeza estaba todo más claro.
Tenemos a nuestros protagonistas:
Liesel Meminger y Max Vandenburg. Creo que los dos son los protagonistas. Siempre se centra más en Liesel pero el asunto también gira en torno a Max.
Liesel es adorable. Una niña que no entiende muchas cosas pero que las intuye. Es sincera, valiente y con una fuerza de voluntad enorme, para la superación. Lee, escribe, juega al fútbol y roba. Es un todo en uno. La relación de Liesel con las palabras al principio es dura: no sabe leer. Pero a medida que pasa el tiempo se convierten en algo que llena su alma como nada en el mundo. Pero también comprende el peligro de las palabras cuando entiende como las usan personas que solo quieren dañar a otras personas.
"ÚLTIMA LÍNEA: <<He odiado las palabras y también las he amado, y espero haber estado a su altura>>"
Max es el judío. En esta historia sólo esa palabra ya da escalofríos. 
Me gusta como Liesel lo describe. Un ser plumoso. También me gusta esa faceta de luchador, cuando desvaría en el sótano y pelea con el Führer. Y me encanta lo que escribe. Esos pequeños cuadernitos en páginas blanqueadas de Mein Kampf. Es otra forma más de joder a Hitler.
Durante el bombardeo de Septiembre de 1942, se asomó a la ventana, y las estrellas que vio le quemaron los ojos.

Rudy Steiner es el famoso niño rubio de ojos azules conocido por el incidente Jesse Owens. Rudy es la viva imagen de la inocencia. Es inocente cuando quiere ser como Owens, porque no entiende qué hay de malo en ser negro y le parecería lo mejor del mundo ser como su ídolo; y es inocente respecto a las chicas. Es un galán y no le dan miedo las mujeres. Es el único que acaba siendo el único confidente de Liesel y es el amigo más fiel que se pudiera imaginar.
"-Era Jesse Owens- contestó, como si fuera lo más normal del mundo. Incluso había algo en el tono de su voz que preguntaba: << ¿Qué demonios iba a ser si no?>>."

"ALGUNOS DATOS SOBRE RUDY STEINER:
Era ocho meses mayor que Liesel y tenía piernas
 esqueléticas, dientes afilados, ojos azules
 y el pelo de color limón.
Era uno de los seis Steiner, y tenía hambre a
 todas horas.
En Himmelstrasse se le consideraba un poco alocado,
Esto se debía a un suceso del que rara vez se 
hablaba, pero al que todo el mundo se refería 
como "El incidente Jesse Owens": una noche se
 había pintado de negro carbón y había corrido

 los cien metros del estadio local."


Casi sin querer este crío se ha convertido en uno de mis personajes favoritos. Aunque en una historia así es difícil decantarse solo por uno. Rudy, es el personaje que más cojones tiene. 

 Son adorables.


Los Hubberman son un matrimonio encantador. Nah.Es mentira, como una catedral. Están siempre a gritos pero creo que eso es precisamente lo encantador en ellos. 

Rosa dice tantos insultos juntos que no se como no se atraganta, es una tía dura, con mano dura y una mirada dura; pero es valiente y justa. Y a veces sonríe. 
Hans es un amor de hombre. Es un hombre que nunca dejaría a Liesel sola, siempre estaría ahí para ella. El problema en Hans es que no es nazi. El problema de esto es que su hijo sí lo era.
"Hans hijo medía como su padre y tenía su misma mirada, aunque el metal de sus ojos no era cálido como el de Hans; lo habían Führereado."
Me encanta esa frase. Es como la puta realidad. Creo que en aquella época toda Alemania estaba jodidamente Führereada.
Hay veces en este libro que leo unas cosas que me hierve la sangre.
Cuando el libro entra en materia de bombardeos, por una parte me indigno conmigo misma, simplemente porque me compadezco de los alemanes que esperan a que cese la lluvia de bombas, en sus sótanos. Luego pienso que se lo han buscado solos. Después la fase en la que pienso que no todos los alemanes eran gente sin escrúpulos ( véase los Steiner, Hubermann, etc) y que los que bombardean en ese instante probablemente sean ingleses o similares, se me forma una marea de pensamientos encadenados que no puedo parar. Este tipo de problemas son los que se me planteaban, lo que llevaba a una pequeña saumensch que pierde media hora de su vida mirando por la ventana del autobús, medio embobada y debatiendo internamente sobre el bien y el mal. Mi vida.
Odio, pero intensamente, cuando Hans y Alex Steiner son obligados a alistarse. El primero por dar pana un judío, el segundo por negar a su hijo para la creación de una raza pura alemana.Tócate los cojones. El Führer se enfadada y aquí se tiene que joder todo el mundo sí o sí. En fin, es un duro golpe para Liesel que tiene "El corazón cansado a los trece años" como dice ella. Y una persona no debería tener el corazón cansado esa edad.
SPOILER! ¿Por qué la muerte no deja de repetir que Rudy se va a morir? JODER. Eso no debería pasar, joder, nada del dichoso final debería pasar.
El final:
El final es un spoiler entero y este libro es demasiado bueno como para destriparlo. Así que quien se lo haya leído :[El final  es algo que te duele. Dios, menos mal que estaba resfriada y no se notaba tanto en el bus cuando moqueaba. JODER. A veces tenía que parar. Con cada muerte tenía que parar. Y como siempre el que más me ha dolido es Rudy. Todavía hay algo dentro del pecho que se me muere cada vez que leo ese fragmento.. Las otras muertes que me han dolido como nada han sido, evidentemente, Rosa y Hans. Uf. Hay que respirar muy hondo con este libro.]
Un dato curioso: Jesús, María y José, junto con Saukerl y Saumensch son las expresiones que más aparecen en la novela.
Otro dato: La película es buena. No es exacta al libro pero meh. La vi antes de leer el libro y todavía no entiendo cómo puedo haberme tomado tan mal el final si ya sabía que coño iba a pasar. Hay que joderse.
Mis sentimientos para con este libro son tal que así.







Así que, en definitiva y robando a la muerte unas pocas palabras : "Cómo un hecho puede ser espléndido y terrible a la vez, y una misma palabra, dura y sublime" Esta frase es lo que uno saca de este libro, belleza y horror al mismo tiempo.


5/5





2 comentarios:

  1. A mí este libro me dejó muy fría. Los libros sobre la II Guerra Mundial me dejan muy meh (meh = me importa un pimiento). Me pasa como con los de cáncer, están escritos para hacer llorar, sobre todo aquellos en los que los protas son niños.

    También pudiera ser que todo el mundo estaba que no cagaba con el libro y cuando lo empecé yo esperaba otra cosa (un libro de aventuras, más concretamente). Me pareció bonito, pero sin más. Uno de esos que no te apetece releer y olvidas con el tiempo.

    ResponderEliminar
  2. A mi con este libro me ha pasado todo lo contrario. Quizá es porque me gustan de esa temática o no sé, pero me ha gustado. Igual dentro de un tiempo se me baja la emoción y tal. Espero que no. También es verdad que muchos están hechos para llorar pero supongo que si me termina gustando es lo que a mi me meh xD
    De todas formas si hubiese una trilogía o saga sobre el cáncer o la II Guerra Mundial me pego un tiro, prefiero autoconclusivos.

    ResponderEliminar